UN CASO JINAS

24 Nov
Extraemos del Libro El Misterio del Aureo Florecer del V.M. Samael Aun Weor este relato lleno de misterio.
El sabio autor del libro Specimen of British Uriters, Barnett, presenta un caso extraordinario de brujería.
“Hace cincuenta años vivía en una aldea del condado de  Sommerset una vieja que era considerada como bruja. Su cuerpo era seco y encorvada por la edad, andaba con muletas.Su voz era cavernosa, de misteriosa pero simulada solemnidad; de sus ojos brotaba un fulgor penetrante, que sobre quien se posaba lo dejaba callado de espanto.
circe2
De pronto, un joven sano y mozo de unos veinte años, de la misma localidad, fue asaltado por una pesadilla tan persistente, que su salud resulto afectada y en un plazo de tres a cuatro meses, se quedó débil, pálido y flaco, con todos los síntomas de una vida que se agotaba.Ni él ni nadie de los suyos dudaban de la causa y tras celebrar un consejo, tomó él la decisión de esperar en vela a la bruja.
Así, la misma noche siguiente, hacia las once y media, percibió unos pasos quedos y sigilosos en la escalera. Una vez hubo llegado el amedrentador ser al cuarto, fue al pie de la cama, subió luego a ella y se arrastró lentamente hacia el mozo.El dejó hacer hasta que ella llegó a sus rodillas y entonces la asió con ambas manos por el pelo, teniéndola sujeta cbrujaon convulsa fuerza, llamando al par a su madre que dormía en una habitación contigua, para que trajese luz.
Mientras la madre iba a buscarla, lucharon el mozo y el ser desconocido a obscuras, rodando ambos furiosamente por el suelo, hasta que el primer vislumbre de la escalera, la mujer se zafó con fuerza sobrenatural del joven y desapareció como un relámpago de su vista, la madre encontró a su hijo en pie, jadeante aun por el esfuerzo y con mechones de pelo en ambas manos.la quema de brujas
Cuando me relató el fenómeno -dice Barnett- le pregunté con curiosidad de dónde había sacado el pelo,a lo que respondió: fui torpe en no haber logrado retenerla pues ello hubiera demostrado mejor la identificación de la persona,pero en el torbellino de mis sensaciones la hice caer al suelo y la bruja a quien pertenecían los cabellos tuvo buen cuidado en no aparecer  mas a mi vista, ni por lo demás venir a molestarme de noche, pues se había llevado una buena zurra.
Es raro -añadió- mientras la tenía asida y luchaba con ella, aunque yo sabía quien debía ser, su respiración y todo su cuerpo parecían de una lozana muchacha.
El hombre a quien esto aconteció vive todavía;Me contó el episodio mas de una vez y por ende, puedo certificar sobre la autenticidad del hecho, piénsese como se quiera sobre la causa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: