EL HOMBRE Y EL PRANA

21 Jul

Es necesario que toda persona que se proponga a preparar su cuerpo para seguir habitando en la Era de la Luz, todos los días, en la aurora, practique la ciencia pránica; Esto se hará de la siguiente manera:

“Se deberá usar ropa ligera. Si las circunstancias lo permiten, hacer un pequeño ejercicio de recalentamiento del cuerpo, con la finalidad de activar la circulación. Esto se puede hacer con movimientos de brazos, piernas y tronco. Para este ejercicio debe elegirse en lo posible, un lugar al aire libre; si no se puede, lo importante es hacerlo.

Parados, de pie, 25 centímetros mas o menos separados los pies, uno del otro, se empezará a subir los brazos a la altura de la cabeza, tocándose las manos entre sí. Al subirlos se tomará el prana por la nariz, al bajarlos se exhalará por la boca.

Este ejercicio deberá hacerse 30 veces. Los pies deberán estar descalzos recibiendo la energía vital de la tierra. Es conveniente aclarar, que en este ejercicio del prana, el cuerpo se carga de la energía de la tierra y de la energía que viene del aire.

Este prana que desciende de lo alto, si hay buena concentración y armonía, entra por la nariz convertido en luz de color azul cielo inundando todo nuestro organismo y armonizándolo; El prana o energía que sube de la tierra, entra por la planta del pie convertida en un color amarillo oro. Ella sube hasta las rodillas dándonos también armonía, tranquilidad, seguridad.

Después de haber hecho 30 veces este ejercicio, debemos sentarnos en una posición cómoda, pidiéndole, orándole al Sacratísimo Espíritu Santo para que esas vibraciones que han venido de lo alto se fusionen con las que han subido de la tierra, curándonos, sanándonos y preparando nuestro cuerpo para la magia práctica, pronunciando a su vez el mantram “M”.

Es de aclarar que en este ejercicio pránico, se unen las tres fuerzas primarias para crear; El azul del Padre, el amarillo del Hijo y el rojo del Espíritu santo. Esta creación se concentra en nuestros órganos vitales: próstata y gónadas del hombre y ovarios y útero en la mujer.

Haced esto diariamente, queridos hermanos gnósticos. Esto será un bálsamo en nuestro trabajo y será el complemento de todo lo que hasta aquí hemos hecho. Esta práctica es fuente de vida, por lo tanto ¡Nútrete de ella!.”

En Acuario un nuevo Éxodo

V.M.Lakhsmi

6 comentarios to “EL HOMBRE Y EL PRANA”

  1. Patty Lau 23 julio, 2012 a 11:33 #

    el objetivo es enseñar al practicante a manejar de manera balanceada la tensión y la relajación aplicable en la vida de relación, el desempeño laboral, situaciones de alta exigencia, etc… me encanta..!!

    Me gusta

  2. Jaime Muñoz 21 marzo, 2014 a 22:41 #

    Ola Dante 🙂

    en el ejercicio de prana el inhalar debe ser lento (30 segundos aprox), seguido a esto cuando uno termina de inhalar hay que retener o no el aire ?.. al momento de exhalar se hace normal o lento ?

    me puedes ayudar a aclarar si esto tiene alguna importancia o la importancia esta solo en hacerlos sin complicarse tanto..

    gracias 🙂 saludos 😀

    Me gusta

    • Dante 22 marzo, 2014 a 8:12 #

      Hola, Jaime, nuestros saludos.Gracias por comentar.
      Ciertamente el Maestro no dice que que hay que retener el aire, pero todos tenemos ritmo y particularidad propios; Al realizar una inhalación completa existe una pequeña pausa para la exhalación y es en ese momento en que fugazmente sentimos el Prana inpregnando todo nuestro cuerpo y luego exhalamos lentamente.Este ritmo Inhalación-Pausa-Exhalación debe ser lo mas armonioso que se pueda, sino generará cansancio.
      A mi manera de interpretar la práctica, los colores que da el Maestro, a medida que vamos tomando el aire, visualizamos como penetran por los pies y cabeza estas vibraciones y al exhalar imaginamos como inpregnan nuestro cuerpo, así unes ritmo, imaginación y conciencia en una forma natural, casi sin pensarlo… pero sintiendo.
      El mayor de los Triunfos.

      Me gusta

      • Jaime Muñoz 24 marzo, 2014 a 12:48 #

        Gracias dante por tu respuesta.

        En el ejercicio del pranayama – ham sa, el ritmo tambien lo debo tener asi armonioso para no cansarme o debo esforzarme por aguantar retener el aire y llenar pulmones hasta lo mas profundo llegando al limite casi que cansancio?

        Mil gracias por el tiempo que dedicas a responder mis inquietudes.

        Me gusta

      • Dante 24 marzo, 2014 a 22:21 #

        Hola,Jaime, Gracias por comentar.Siempre será un gusto el compartir.
        El Maestro Lakhsmi decía que no nos complicaramos; En cierta oportunidad hablaba de la albahaca y alguien le preguntó que si era la blanca o la morada, a lo que el respondió ¡Albahaca! Ninguna de las dos práticas exige llenar los pulmones hasta sobrepasar el esfuerzo normal de respiración. Ritmo, continuidad y mucha imaginación, eso es todo.
        Nuestro saludos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: