Archivo | Karma RSS feed for this section

El Destino “V.M.Lakhsmi”

30 Ene

Copio y pego del libro “El Divino Daimón” del Maestro Lakhsmi  este capítulo que su debido discernimiento, a mi parecer, se hace muy necesario.

El Destino

En este capítulo trataremos algunos aspectos sobre lo que es el Destino y la Ley del Destino.

Sabido es por todos que cada persona viene regida por muchas Leyes, entre ellas, la Ley del Destino; pero no confunda, querido lector, lo que es la Ley del Destino con el Destino porque son dos cosas diferentes

Podemos decir que aquellos eventos que una persona viene a repetir por causas

originadas de otras vidas, se llama: «Destino».

La Ley del Destino es lo que hace que eso se cumpla al pie de la letra como causa y efecto; por eso es conveniente que cada persona que se decida a trabajar en estos estudios, comprenda a fondo que debe modificar su comportamiento; pues de lo contrario, no haría más que pasar por los mismos carriles por donde pasó en otras vidas, como lo hace el tranvía.

Al modificar nuestro comportamiento, de hecho y por derecho estaríamos haciendo méritos para que la Ley que ejecuta el Destino sea elástica y no nos permita repetir, con la misma exactitud, aquel los eventos.

Cuando la Ley del Destino nos permite ir modificando nuestra vida, nos está dando una respuesta exacta que la Balanza de la Justicia va accediendo a nuestro favor; diciéndonos con esto que algunos karmas que traemos y tenemos que pagar, se van negociando; nos queremos referir a un sinnúmero de fracasos en lo económico, en los amores, en enfermedades, en derrotas de la vida, etc.

Esto es importante conocerlo porque muchos hermanos creen que porque no tienen iluminaciones, iniciaciones, exaltaciones, su trabajo no va teniendo ninguna recompensa. Pero, no se dan cuenta que a nivel interno, les están canjeando aún el derecho de tener una larga vida, tener paz, tener grandes amigos, tener una linda familia, tener comprensión en la enseñanza, etc., etc., etc., y que todos estos beneficios hay que irlos cancelando con obediencia, con disciplina y con dedicación.

Es conveniente, querido lector, comprender que la palabra «Regeneración» hay que verla en muchos aspectos de nuestra vida.

Ordenar nuestro vocabulario, es Regenerar.

Ordenar lo que pensamos, es Regenerar.

Ordenar nuestros sentidos, es Regenerar.

Ordenar lo que comemos, es Regenerar.

Aprender a respirar, es Regenerar.

Aprender a convivir, es Regenerar.

Aprender a ser buen ciudadano, es Regenerar.

Tiene toda la razón el V. M. SAMAEL AUN WEOR al decir que esto es una «Escuela de Regeneración».

El que no cumple lo que dice, es un degenerado.

El que se roba las cosas, es un degenerado.

Quien no lucha por la castidad científica, es un degenerado.

Quien hace mal uso de su verbo, es un degenerado.

Quien no se preocupa por hacer higiene mental, es un degenerado.

Quien no se comporta dignamente en la convivencia, es un degenerado.

El padre de familia que no se preocupa por la educación física y espiritual de los hijos, es un degenerado.

Quien no se preocupa en vivir lo que enseña, es un degenerado, etc., etc., etc.

Todos estos puntos nos muestran a las claras, la terrible necesidad que tenemos los estudiantes de la Gnosis, de hacer un cambio radical en nuestras vidas como base de un trabajo serio que estamos emprendiendo y que nos ha de convertir en unos auténticos Discípulos de la VENERABLE LOGIA BLANCA.

Como usted entiende, querido lector, para hacer la Iniciación tiene uno que dedicarse a hacer la Voluntad del Padre en sus obras; pero, si no ha cambiado esta vieja estructura psicológica y emocional que trae, estará sometido a esa Ley mecánica del Destino; la cual, le impediría abrirse paso en medio de tantas circunstancias de la vida y quedaría sometido a aquello que el común de la gente dice:

“Yo quiero hacer mi obra, pero no puedo porque me lo impide la familia, el trabajo, la salud, los compromisos, la economía, etc., etc., etc.”; es decir, no ha podido romper, no con los deberes que tiene como persona, sino con una cantidad de cosas que viene a repetir por una Ley que se llama Destino.

Es necesario que el Iniciado aprenda a poner cada cosa en su lugar para que no se lo impidan el tiempo y el esfuerzo que debe hacer para cumplir con la Voluntad del Padre.

Finalmente, queremos decir que lo que el ser humano necesita para ser un auténtico Iniciado es tener una perfecta organización en su vida; lo demás, irá llegando como recompensa de un trabajo bien hecho.

KARMA PLANETARIO Y LAS PROFECIAS. (PowerPoint)

27 Ene
Conseguí esta conferencia que la dictábamos ya hace algunos años, quizás mas de 15, en nuestros primeros intentos por entregar el mensaje Gnóstico. Está pesada por los archivos de audio y las imágenes en resolución aceptable.

 

Imagen9

Karma planetario y las Profecías

Otro enlace a la CONFERENCIA, espero éste sea mas directo.Si falta algún archivo, por favor, lo comentan.Gracias

Imagen

DE LAS BUENAS OBRAS

5 Mar

Imagen1

A %d blogueros les gusta esto: